viernes, 21 de mayo de 2010

EL MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN


2 Corintios 5:18 LBLA Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación

Introducción

Todos los que nos congregamos y hemos reconocido el Señorío de Cristo en nuestras vidas, hemos recibido la Gracia y la misericordia de Dios sobre nosotros, el perdón de nuestros pecados y nos ha sido otorgado un ministerio “el ministerio de la reconciliación”.

Algunas veces los creyentes huyen de los compromisos, algunos hasta dicen yo no tengo compromiso con ninguna congregación, pero ¿será que adquirimos un compromiso con alguna congregación o con el Señor?

Hoy vamos a escudriñar la Escritura y veremos que todos los creyentes tenemos un ministerio que desarrollar y no podemos hacernos los desentendidos de este llamado de Dios.

La Reconciliación

¿Qué es?

Mientras que el perdón es un proceso individual, donde se superan sentimientos como el resentimiento hacia quienes nos han hecho daño, la reconciliación lleva a recobrar las relaciones. Por tanto ya no es un proceso individual, implica un acercamiento voluntario de las partes antes en conflicto.

La reconciliación es un proceso que va más allá del perdón. Se logra cuando las personas que han estado en conflicto llegan a una relación auténtica. La reconciliación normalmente requiere un mediador u orientador experimentado que sea de confianza y pueda hablar con todos los involucrados en el conflicto, debe permanecer comprometido sin importar cuánto tarde el proceso. Un mediador no puede resolver el conflicto por sí solo. Todos los que estén involucrados deben estar convencidos de que la reconciliación es la mejor opción para cada uno de ellos, que es mejor que continuar con el conflicto.

Reconciliar viene del griego καταλλάσσω katalásso que significa cambiar mutuamente, componer una diferencia, reconciliación, reconciliar. Por su parte reconciliación viene del griego καταλλαγή katalagué que significa cambiar, restauración, reconciliación, reconciliar.

¿Por qué es importante?

Dios ya ha perdonado nuestros pecados. Él ya tenía un plan de salvación para nosotros sin embargo el ser humano no ha querido reconciliarse con Él. Por tal razón no existe una relación entre Dios y el hombre en tanto éste no acepte reconciliarse con Dios.

Procede de Dios

Es una iniciativa suya; como lo hemos visto, la reconciliación es reiniciar voluntariamente la relación y fue Dios mismo quien propició la apertura de la relación.

2 Corintios 5:18-19 LBLA Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; (19) a saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotros la palabra de la reconciliación

Cristo es el mediador; 2 Corintios 5:18-19 LBLA Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; (19) a saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotros la palabra de la reconciliación

1 Timoteo 2:5 LBLA Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre,

Toda reconciliación necesita un mediador capaz y honorable. Cristo era el único que podía cumplir esta labor.

Nosotros nos reconciliamos con Él; nosotros teníamos enemistad con Dios, éramos nosotros quienes estábamos peleados con Dios por esta razón Dios quería reconciliarnos con Él; y aún quiere reconciliar a aquellos que no lo conocen.

Romanos 5:1 PDT Así que Dios nos aprobó gracias a nuestra fe, y ahora, por medio de nuestro Señor Jesucristo, hay paz entre Dios y nosotros.

Romanos 5:10 LBLA Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.

Nos ha sido encomendado el ministerio de la Reconciliación 2 Corintios 5:18b LBLA y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Ministerio viene del griego διακονία diakonía; servicio (como sirviente), ayuda, quehacer, ministerio. La biblia dice que somos embajadores de Cristo. Embajador viene del griego πρεσβεύω presbeúo; que significa actuar como representante, embajador.

El embajador es el representante de una nación en otra. Es el encargado de velar por los intereses de su nación en donde se encuentra. Nosotros somos embajadores del Reino de Dios, llamados a velar por los intereses de una nación Santa y de nuestro Rey; por tal razón debemos anunciar la reconciliación porque este es el deseo de nuestro gobernador.

Rogamos de parte de Dios; esto es algo maravilloso; cuando entendemos que cada vez que nosotros anunciamos la reconciliación entre Dios y los hombres estamos escuchando el clamor de Dios mismo por reconciliarse con la humanidad nos produce gratitud y conmueve hasta lo más íntimo de nuestro ser. 2 Corintios 5:20 LBLA Por tanto, somos embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; en nombre de Cristo os rogamos: ¡Reconciliaos con Dios!

Debemos dar la Palabra de la Reconciliación; 2 Corintios 5:19b LBLA y nos ha encomendado a nosotros la palabra de la reconciliación

Cristo es el medio de la Reconciliación, sobre esto ya mencionamos algo cuando hicimos el comentario que la reconciliación es idea de Dios. Sin embargo esto debe ser parte de nuestro mensaje reconciliador. 2 Corintios 5:18a LBLA Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, Colosenses 1:20 LBLA y por medio de El reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz, por medio de Él, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos.

Dios no tomó en cuenta las transgresiones del hombre, como parte de nuestro anuncio debemos hacer énfasis sobre la Gracia, el Amor y la Misericordia de Dios para la humanidad. 2 Corintios 5:19a LBLA a saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones,

Cristo fue hecho pecado por Nosotros, 2 Corintios 5:21a LBLA Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros,

Por Cristo hemos sido Justificados, 2 Corintios 5:21b LBLA para que fuéramos hechos justicia de Dios en El.

Conclusión

Como cristianos debemos ejercer el Ministerio de la Reconciliación. Cristo nos reconcilió con el Padre y vino a desarrollar ese ministerio, Ahora nosotros estamos llamados a conducir a las personas a Cristo para que puedan reconciliarse con Dios y de esta manera alcanzar una relación con el Padre. Es un gran privilegio que Dios nos da; por eso es tiempo de anunciar la Palabra de la Reconciliación y declarar a Cristo como el único medio para reconciliarse con el Padre, además de entender que Él mismo paso por alto nuestras transgresiones y propició este tiempo de reconciliación para declararnos inocentes delante de sus ojos.

2 comentarios:

  1. ¡Felicitaciones! No cabe duda que Dios lo ha llamado para ser de bendición a su generación. Lo apreciamos y bendecimos en el nombre de Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Felictaciones x el gran mensaje ,bendiciones !!!

    ResponderEliminar

Hola amigos Dios los bendiga les agradezco por comentar en este blog.